Polvito canario (o uruguayo)

11 septiembre, 2018

El polvito canario (o urguguayo) lo conocí hace varios años en Gran Canaria, cuando no tenía blog ni nada, y he vuelto a reencontrarme con él este verano en la misma isla. Es un postre tan sencillo como delicioso: capas de nata, dulce de leche, y galleta y suspiros de merengue en polvo (de ahí el nombre de "polvito").

Polos de moras y yogur

31 julio, 2018
Polos de moras y yogur

Con estos polos de moras y yogur me despido de vosotros hasta después del verano. El mes de julio ha sido de locos y toca descansar... Pero no podía irme sin dejaros una última recetita veraniega, y creo que esta opción os va a gustar: ingredientes fáciles de conseguir, elaboración rápida y sabor increíble..

Smoothie de nectarina y cerezas

17 julio, 2018

¡Me encanta la fruta de verano! Y aunque, por supuesto, me gusta tomarla sola, de vez en cuando también me apetece en batidos, como este smoothie de nectarina y cerezas. Combina dos de mis frutas favoritas y no lleva nada de azúcar ni endulzante. ¿No os parece una merienda ideal?

Helado de Baileys con caramelo

03 julio, 2018

Siempre me propongo hacer helados antes de que llegue el calor extremo para evitar los agobios al fotografiarlos (es todo un reto hacerle fotos a un helado a 37º), pero al final me he liado y no he podido hacer antes este helado de Baileys. 

No obstante, creedme cuando os digo que la espera ha merecido la pena... Es cremoso, con saborcito a esta deliciosa crema irlandesa de licor de whisky y con un caramelo también de Baileys. Está buenísimo solo, por supuesto, pero también me encanta tomarlo en "affogato", es decir, sumergido en un café espresso, ¡la combinación es brutal!

Cheesecake de lima y té matcha

19 junio, 2018

Como casi todos los años, al menos en Madrid, el calor ha venido de golpe y sin darnos tiempo a asimilarlo. Hace tres días estábamos a 16º y hoy estamos a más de 30º... Total, que con este tiempo no apetece mucho encender el horno y, como no queremos renunciar al postre (¿verdad?), pues tenemos que buscar alternativas...

Esta cheesecake de lima y té matcha es súper fácil de hacer y lleva muy poco tiempo (aparte del tiempo de cuajado en la nevera). Es súper suave y cremosa, fresquita a más no poder por el toque de lima y algo exótica por el té matcha. Si no os he convencido, tendréis que probarla y seguro que me dais la razón... :)
SUBIR