Trdlos, trdelnik, chimney cake o bollos chimenea

27 enero, 2015

No sé si habéis tenido la oportunidad de visitar algún mercadillo navideño del centro de Europa. Nosotros, siempre que podemos, intentamos ir para disfrutar del ambiente navideño, los paisajes y la gastronomía típica de la zona y de la época. Fue en uno de esos maravillosos mercadillos, en concreto en Munich, donde descubrí por primera vez los trdlos o trdelnik (y no, no me he comido ninguna vocal, jeje...), también conocidos como chimney cakes o bollos chimenea.

Son típicos de Hungría, Rumanía y la República Checa, pero cada vez es más común encontrarlos en Austria y Alemania, sobre todo en Navidad. Consisten en una masa dulce cubierta de azúcar que se enrolla alrededor de un rodillo de metal o madera y se hornea en un horno giratorio o al calor de unas brasas. El trdlo tiene una corteza dorada y crujiente y un interior pálido y esponjoso, y os puedo asegurar que es una auténtica delicia. Y si además tenemos la suerte de poder tomarlo acompañado de un glühwein y rodeados de nieve, renos y Papá Noeles, no se me ocurre mejor plan para una fría tarde de invierno...

El problema, claro está, es que en casa no solemos tener este tipo de hornos que os comentaba, por lo que después de darle muchas vueltas, se me ha ocurrido utilizar como sustitutivo de los rodillos giratorios, unas latas de refresco envueltas en papel albal. 

Os cuento cómo prepararlos...

TRDLOS, TRDELNIK, CHIMNEY CAKE O BOLLOS CHIMENEA
(Adaptada de Alvin Tay)


INGREDIENTES (para unos 6 trdlos):

540 gr. de harina
85 gr. de mantequilla + un poco adicional para pincelar
45 gr. de azúcar glacé
3 huevos L
15 gr. de levadura fresca de panadería
125 ml. de leche
♥ 1 pizca de sal
Azúcar blanco y canela para decorar
6 latas de refresco vacías y papel de aluminio para hornear

ELABORACIÓN:

1. Activamos nuestra levadura. Para ello, templamos la leche a unos 30-35º (no más ya que podríamos estropearla) y disolvemos en ella la levadura. Dejamos actuar unos minutos.

2. Mezclamos en un bol la harina y el azúcar glacé y añadimos la leche con la levadura. Amasamos con el accesorio gancho de nuestra batidora. Añadimos los huevos y la sal y amasamos.

3. Derretimos la mantequilla, y cuando no esté demasiado caliente, la añadimos a nuestra masa y seguimos amasando.



4. Sacamos la masa de la batidora y amasamos un poco manualmente sobre la encimera enharinada, formando una bola y hasta que la masa esté manejable. Si está demasiado pegajosa, podemos añadir un poco más de harina. 

5. Colocamos nuestra bola de masa en un bol y la dejamos 30-45 minutos levando en un sitio cálido hasta que aumente de tamaño. Para asegurar el proceso, yo precaliento el horno al mínimo (50º en mi caso), lo apago, e introduzco el bol con la masa en el horno apagado y con la puerta entreabierta.

6. Mientras la masa reposa, forramos las latas de refresco con papel de aluminio y las pincelamos con un poco de mantequilla derretida. No pongáis demasiada o la masa resbalará y afeará un poco la forma (como me pasó a mí, jeje...) Precalentamos el horno a 200º.

7. Sacamos nuestra masa y la volcamos en la encimera. En este momento deberíamos tener ya una masa lisa, elástica y muy manejable. Si no es así, amasamos un poco manualmente. Comenzamos a formar rulitos o cilindros de unos 2 cm de ancho y unos 80 cm de largo, y enroscamos cada uno de ellos en una lata. A continuación, hacemos rodar un par de veces cada lata sobre la encimera, presionando ligeramente (como si se tratase de un rodillo) para aplanar un poquito la masa y que se agarre mejor a la lata. En la siguiente foto podéis ver más o menos cómo deben quedar en este momento:



8. Pincelamos con mantequilla derretida y "rebozamos" en azúcar blanco granulado.

9. Horneamos los trdlos en las latas en posición vertical a 200º durante unos 20 minutos o hasta que cojan un bonito color dorado oscuro. Podemos girarlos un poco a mitad de la cocción para que tomen un color más homogéneo. Preparamos en un plato un poco de azúcar mezclado con canela.

10. Sacamos los trdlos del horno, los pincelamos de nuevo con mantequilla derretida y los espolvoreamos con la mezcla de azúcar y canela. Para desmoldarlos, simplemente los empujamos suavemente y se deslizarán fuera de las latas.


NOTAS:

Los trdlos se consumen calentitos y recién salidos del horno. Si por cualquier cosa no podéis, y aunque no es lo mismo, os recomiendo que les deis un golpe de calor de 30-40 segundos en el microondas antes de tomarlos. 

♥ En lugar de azúcar y canela, podéis espolvorearlos también con nueces o almendras picadas, coco o fideos de chocolate.

¿Qué os han parecido? ¿Los conocíais? He de deciros que las fotos no les hacen justicia, ya que las hice cuando ya estaban fríos y no se aprecia lo esponjosos que son por dentro, pero podéis creerme cuando os digo que merece la pena probarlos...

Un beso,







80 comentarios:

  1. Qué fotones Eva! La verdad es que no los conocía y todavía no he tenido la ocasión de probarlos, pero con esta receta que has puesto cualquiera se resiste!

    Un besito!

    Te dejo mi nuevo post, Mesa dulce Haveanicesweet

    http://haveanicesweet.blogspot.com.es/2015/01/mesa-dulce-haveanicesweet.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Karla! Ya he visto tu preciosa mesa dulce...
      Un besín!

      Eliminar
  2. Que bollos más originales, nunca había oído hablar de ellos, pero la pinta que tienen es fenomenal y como soy fan absoluta de la canela, voy a tener que probarlos muy pronto. Besos,
    Ángela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces seguro que te gustan, Ángela! A ver si te animas a hacerlos...
      Muchas gracias por pasarte y un besito!

      Eliminar
  3. Yo sí los conocía, nos los propusieron en un reto pero no me dio la vida ese mes para participar y no los hice... te han quedado fantásticos!!!
    besos

    ResponderEliminar
  4. Qué maravilla Eva!!! Te han quedado preciosos!
    Me han traído muy buenos recuerdos! En mi caso los probé en Francia, en mercadillos medievales. Cuando los vi me llamaron mucho la atención, pero es que luego además están riquísimos! Recuerdo que los había de tamaños bastante grandes, pero igualmente terminabas con ellos.

    Hace mucho tiempo que no los como y viendo tu receta creo que me animaré con ellos. Me ha encantado tu post ;)

    Mil besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eva! La forma es mejorable, jeje, pero están muy ricos! Mi maridín y yo éramos como los monstruos de los trdlos, los devorábamos!
      Ya me contarás si los haces, seguro que mejoras la receta!
      Un beso muy fuerte!

      Eliminar
  5. Que ricos Eva, tienen una pinta buenísima. No me suena haberlos probado,pero si haberlos visto alguna vez. Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si vuelves a verlos, no dudes en probarlos! O si no, puedes preparártelos tú misma... ;)
      Un besito, Mery!

      Eliminar
    2. Dulce Eva con aroma de vainilla, probar estos trdlos fue una maravilla!!

      Eliminar
    3. Cuánto me alegro, Ivan!! Gracias por contármelo! :)

      Eliminar
  6. Que buena pinta! Y como lo cuentas, los quiero probar, pero en centro Europa, rodeada de nieve y papa noeles...Jejejeje. Pero bueno si me acerco a Madrid y me los tomo contigo tb me vale...un besito Eva!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, lo de Madrid te pilla más cerca, sí, y yo encantada! :)
      Gracias y un beso, Cris!

      Eliminar
  7. Que buena pinta! Y como lo cuentas, los quiero probar, pero en centro Europa, rodeada de nieve y papa noeles...Jejejeje. Pero bueno si me acerco a Madrid y me los tomo contigo tb me vale...un besito Eva!

    ResponderEliminar
  8. Eres única Eva!!! Qué receta más buena, original y distinta a todo lo que solemos ver. Me ha encantado, ¿se nota?.

    Un saludo ;) ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que eres única, Mercedes!! :)
      Un beso muy muy fuerte!

      Eliminar
  9. Eres única Eva!!! Qué receta más buena, original y distinta a todo lo que solemos ver. Me ha encantado, ¿se nota?.

    Un saludo ;) ♥

    ResponderEliminar
  10. Me han parecido súper originales y no los conocía. He estado en Munich aunque no en Navidad. Conozco el mercadillo navideño que ponen en la plaza vieja de Praga al lado del reloj astrológico pero no los había visto.
    Qué buenos tienen que estar!!! Gracias por traernos la receta Eva.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten, Ana! Pues yo en Praga sí los probé y qué bien me supieron... :)
      Un besito!

      Eliminar
  11. Menudas fotos y que buena pinta tienen. Nunca los había oído y tampoco los he probado, pero seguro que están buenisimos.
    Siempre he querido viajar en invierno por esos países para ver los mercados, a ver si algún año puedo.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes algún año la oportunidad, tienes que ir, Marta, seguro que te encanta!
      Muchísimas gracias y un abrazo!

      Eliminar
  12. Nunca los he probado, pero tienen una pinta increíble! Preciosísimos fotos! Gracias por compartirla y hacer que parezca tan fácil! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que realmente es fácil! :)
      Muchas gracias a ti y un abrazo!

      Eliminar
  13. Doy fe de lo que dices que merece la pena probarlos!! Y como dices calentitos uoooo!! Yo los probé en República Checa en Cesky Crumlov, un pueblo de montaña que hace mucho frío y me acordaré toda la vida de aquel bocado que me supo a gloria bendita!! No suelo comentarte casi nunca pero hoy no me he podido resistir!! Gracias por la receta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esther! Creo que nosotros también estuvimos allí! Me encantó todo...
      Ah, y me alegro de que hoy me hayas dejado este comentario...
      Gracias a ti y un beso!

      Eliminar
  14. Eva, nunca los habia visto, me parecen muy originales y tienen que estar buenisimos. Las fotos impresionantes, me encantan.

    ResponderEliminar
  15. Como ya te hye comentado por facebook, tienen una pita genial, pero viendo la receta, deben de estar buenísimos! Preciosas fotos! muuuuuua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Laia! Me alegro de que te gusten!
      Un besote.

      Eliminar
  16. ¡Qué ricos Eva! Estaba esperando esta entrada desde que vi tu foto. La verdad es que te las has ingeniado perfectamente para adaptar la receta y hacerlos en casa. Mil gracias por todas tus explicaciones. Un besazo

    ResponderEliminar
  17. Son espectaculares Eva!! La verdad que yo tampoco había escuchado hablar de ellos, e incluso también pensaba que te habías comido una letra en el nombre jajaaa (ains... Cosas que pasan por no salir de España) :)
    Gracias por la receta guapi, me ha encantado!! Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, es que el nombre es complicadillo, la verdad...
      Me alegro de que te hayan gustado!
      Un beso, Elisa!

      Eliminar
  18. Qué maravilla para la vista, las fotos son estupendas, y no digamos para el estómago que ahora mismo me está rugiendo por tu culpa. El invento de las latas con papel de aluminio es un excelente sustituto. Buen ingenio Eva. Me encantará probarlo. Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Yolanda! Es que me apetecía un montón hacerlos, pero no veía la forma, hasta que se me ocurrió lo de las latas.... A ver si te animas y los haces...
      Besitos!

      Eliminar
  19. Pues aquí en Düsseldorf no lo hemos visto en los mercados navideños pero creo que el año que viene me pondré un puestito para vender los Trdlos estos! ;).
    Como siempre un placer asomarse por acá!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marie! En Düsseldorf no hay? Qué pena! Yo los probé en Munich y Frankfurt, qué ricos!!
      Muchas gracias y un beso!

      Eliminar
  20. Eva, no conocía este dulce y se me hace la boca agua viendo tus fotos. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  21. ¡Tiene un pinta espectacular! Gracias por compartir la receta.

    Feliz miércoles,
    Patri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Patri! Me alegro de que te gusten...
      Un besote.

      Eliminar
  22. que delicia Eva, no los conocía, y la verdad es que después de leerte y ver las fotos tan bellas que nos enseñas a todos me apetecen un montón, tienen una pinta increíble, me guardo la receta para hacerlos un día, un beso enorme y muchas gracias por compartir!!!!!! muacksssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariana! Pues tienes que probarlos, ya sea en casa o si tienes la oportunidad de visitar alguno de esos países... Son deliciosos!
      Muchas gracias y un besazo!

      Eliminar
  23. Hola! qué bonitos y qué ricos tienen que estar! nos han encantado! nos apuntamos la receta! besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son una propuesta diferente, verdad? Espero que os gusten, chicas!
      Mil gracias y un beso!

      Eliminar
  24. Como siempre, increíble, la receta y las fotografías... a mi esto de la bollería centroeuropea me puede, y si además tiene canela para adornar... ummmmmm
    Los probaré en breve, fijo! Gracias por compartir la receta, un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muuuucha canela... Pues ya me contarás qué te parecen, Melania! Mientras tanto, te agradezco mucho tu visita y te mando un besazo!

      Eliminar
  25. Ahora ya hemos matado nuestra curiosidad y ahora lo que queremos es probarlos, jeje Todo un descubrimiento y menuda idea ingeniosa la tuya para hacerlos, nos ha encantado!!!!
    Besos de Bea y Mara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, la verdad es que por el nombre poco te puedes imaginar, verdad? Pero seguro que si los probáis, os encantan...
      Muchas gracias y un beso a las dos!

      Eliminar
  26. Ohhh!! ya me antojé de probarlos! Se ven deliciosos, y la canela me chifla!
    Cariños,

    Flavia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces te van a encantar, Flavia!!
      Muchas gracias y un beso!

      Eliminar
  27. Qué pinta tienen Eva! La verdad que no nos sonaban de nada (hasta pensábamos que estaba mal escrito el nombre, jeje)

    Un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, no me extraña, es que el nombre es impronunciable!
      Gracias y un besote!

      Eliminar
  28. Mmmmm. Gracias por la receta. Yo los probé en Budapest y desde entonces siento amor absoluto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encantaron en cuanto los probé, bueno, incluso solo con verlos, jeje...
      Espero que le des mucho uso a la receta!
      Gracias y un abrazo!

      Eliminar
  29. ¡Qué pasada de receta! Yo no los he probado, ni siquiera me suenan, pero al ver los tuyos ¡antojo al canto! ¡y sin embarazo de por medio! Así que ya sabes lo que toca, te copio, y lo intento en casa

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  30. Jajaja, pues hay que hacer algo para calmar esos antojos, no? ;-) Espero que te gusten, Cuca!
    Gracias y un beso!

    ResponderEliminar
  31. Evaaaa! pensábamos que ya habíamos entrado a ver esta receta!! menuda cabeza la nuestra!
    Está genial! Siempre nos sorprendes con algo! en este caso con la receta, y las fotos, para que decir nada más, estupendas!!! Crack! Besitos guapa!
    Tamara&Gemma (El secreto enduzlado)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, chicas!! Me alegro de que os gusten!!
      Un besazo!

      Eliminar
  32. Me encantan! Yo los he probado en mi pueblo en Gran Canaria hace unos años había un puesto los domingos donde los hacían y las colas para comprarlos eran larguísimas. Luego dejaron de venir y no se porque, bueno nadie sabe porque los vendedores no sabían sino dos palabras en español. Así que me ha encantado descubrir la receta Para poder dar una sorpresa a mi familia. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guacimara! Pues espero que se los prepares a tu familia y que tengan mucho éxito... Y que me lo cuentes, claro!
      Muchas gracias y un beso!

      Eliminar
  33. Me encantan! Yo los he probado en mi pueblo en Gran Canaria hace unos años había un puesto los domingos donde los hacían y las colas para comprarlos eran larguísimas. Luego dejaron de venir y no se porque, bueno nadie sabe porque los vendedores no sabían sino dos palabras en español. Así que me ha encantado descubrir la receta Para poder dar una sorpresa a mi familia. Besos!

    ResponderEliminar
  34. No los conocía! tienen una pinta espectacular! muy originales. Nos encanta descubrir la repostería de otros lugares. Las fotos maravillosas como siempre! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí fueron todo un descubrimiento, Angie! Me alegro de que te gusten...
      Besos!

      Eliminar
  35. Buenos días
    ¿Alguien sabe sí hay alguna panadería donde se puedan conseguir?

    Saludos

    ResponderEliminar
  36. Hola llevo días buscando esta receta, es muy típico en la ciudad de Praga, bueno donde yo lo conocí, lo probé y me muero por volver a tomarlo relleno de Nutella. Se ven tienditas en todas las calles y están atope! Muchas gracias por la receta este finde intentare igualar a los de allí pero no creo que llegue a conseguir lo que probé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, efectivamente, son muy típicos de allí... Pues espero que te guste la receta!
      Gracias a ti!

      Eliminar
  37. Hola llevo días buscando esta receta, es muy típico en la ciudad de Praga, bueno donde yo lo conocí, lo probé y me muero por volver a tomarlo relleno de Nutella. Se ven tienditas en todas las calles y están atope! Muchas gracias por la receta este finde intentare igualar a los de allí pero no creo que llegue a conseguir lo que probé.

    ResponderEliminar
  38. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  39. Hola llevo días buscando esta receta, es muy típico en la ciudad de Praga, bueno donde yo lo conocí, lo probé y me muero por volver a tomarlo relleno de Nutella. Se ven tienditas en todas las calles y están atope! Muchas gracias por la receta este finde intentare igualar a los de allí pero no creo que llegue a conseguir lo que probé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la receta Eva,, llevo buscando como hacerlos un año, y haces que no parezca muy complicado, este finde intentaré hacerlos. Acabo de descubrirse y me temo que voy a seguirte mucho mucho tiempo. Graciaaaaas

      Eliminar
    2. Gracias a ti por la visita y bienvenida! A todo el mundo que la hace le encanta esta receta, espero que a ti también... Eso sí, intenta comerlos recién hechos, ya verás qué delicia... ;-)

      Eliminar
  40. Madre mía Eva pedazo receton!!!!
    Que buena idea hacerlos con latas de refrescos, seguro que la hago en casa para transportarnos a Praga!!! Oinssss me encanta la receta y las fotos te han quedado genial!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sandra! Tenía muchas ganas de hacerlos en casa desde que los probé allí y al final se me ocurrió lo de las latas... :)
      Besos!

      Eliminar
  41. Hola Eva, ya me tienes aquí a ver esta deliciosa receta que voy a preparar en cuanto tenga ocasión, como te dije en Inatagram me has dado una alegría al ver estos dulces me traen muy buenos recuerdos.
    No te conocía, pero ya me tienes enganchadita a tu blog, es precioso.
    Un besazo y muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado la receta, Merche, la verdad es que son unos bollitos deliciosos. Bienvenida a mi pequeño blog y muchas gracias!
      Besos.

      Eliminar
  42. Hola es la primera vez que te escribo... desde Argentina. me parecieron maravillosos... pero me tientan rellenarlos... solos se comen siempre ??
    muy buena pagina
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra! Pues yo siempre los he visto "vacíos" y cubiertos por azúcar y canela (como yo), chocolate, almendras... Pero oye, todo es probar! ;-) Ya me contarás si los haces...
      Un abrazo a Argentina y muchas gracias!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario, me hace muchísima ilusión recibirlos!

SUBIR