Mermelada de cerveza

01 noviembre, 2017

Hace unos meses le regalé a mi padre, por el Día del Padre, una tabla de quesos espectacular, de esas que trae miles de tipos de quesos, cada cual más apetecible. Para mi sorpresa, ya que nunca lo había visto, venía acompañada de una mermelada de cerveza. Desde entonces lleva rondándome por la cabeza la idea de prepararla, así que, por fin, después de investigar un poco por la red, me he hecho con una receta.

Para elaborarla he utilizado Cruzcampo Gran Reserva, que me parecía que iba a combinar muy bien por su mezcla de aromas tostados y afrutados. Os aseguro que no me equivocaba y que esos matices son el acompañamiento ideal para una buena tabla de quesos (mi opción) o de embutidos ibéricos.

¿Queréis saber cómo se prepara?


MERMELADA DE CERVEZA
Ingredientes
    175 gr. de azúcar
    piel de medio limón
    1/2 cucharadita de canela
    2 clavos
    1 estrella de anís estrellado
    1 ramita de romero
    2 hojas de gelatina

Elaboración

1. Hidratamos las hojas de gelatina en un bol con agua muy fría hasta que las utilicemos.

2. Ponemos en un cazo, a fuego medio, la cerveza con la piel de limón, la canela, los clavos, el anís estrellado y el romero. Llevamos a ebullición y dejamos que hierva unos cinco minutos. Después, retiramos el cazo del fuego y lo dejamos reposar tapado otros cinco minutos.


3. Colamos la mezcla y la volvemos a poner en un cazo al fuego con el azúcar hasta que éste se haya disuelto por completo.

4. Dejamos que pierda un poco de temperatura y disolvemos la gelatina en ella, removiendo hasta que se integre completamente.

5. Vertemos la mermelada en un frasco de cristal, cerramos y lo dejamos enfriar boca abajo. Cuando esté fría, la llevamos a la nevera y esperamos al día siguiente para que cuaje la gelatina y podamos consumirla.


Notas:
    Receta adaptada de ésta.
    Esta mermelada debe conservarse en la nevera.
    Este es un post patrocinado, pero todas las opiniones están basadas en mi propia experiencia. 

Como veis, la mermelada va aderezada con varias especias. El olor al prepararla es maravilloso y me recordó al del Glühwein o vino caliente especiado, tan típico de los inviernos en los países del Centro y Este de Europa... De todas formas, si no tenéis las que yo he utilizado, podéis utilizar otras como vainilla, cardamomo, nuez moscada... ¡lo que mejor os venga!


¡Espero que os haya gustado!

Un beso,

Eva.

11 comentarios:

  1. Hola, buenas noches! Me gustaría saber si se puede sustituir las laminas de gelatina por gelatina sin sabor en polvo y en eese caso que cantidad podría colocarse. Soy de Venezuela y acá es bastante complicado conseguir las laminas de gelatina! Muchas Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Una hoja de gelatina equivale aproximadamente a 2 gr. Un abrazo a Venezuela!

      Eliminar
  2. ¡Es genial! Me ha encantado la receta, me parece super original y la pienso probar. Soy una adicta al queso, así que tu idea de servirla acompañando una tabla de quesos me parece maravillosa. ¡Y también me parece una idea fantástica para regalar! En cuanto la pruebe te cuento ;)
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Vaya pintaza y qué original! Me encanta la cerveza y encima ya si lo acompañas de queso... qué locura :) Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Buen día, gracias, muy buen post al igual que las fotos y la receta. La prepararé y te daré feedback.
    Saludos desde Venezuela, aquí las láminas de gelatina se consiguen en frigoríficos, bodegones o tiendas de repostería.

    ResponderEliminar
  5. Buen día, gracias, muy buen post al igual que las fotos y la receta. La prepararé y te daré feedback.
    Saludos desde Venezuela, aquí las láminas de gelatina se consiguen en frigoríficos, bodegones o tiendas de repostería.

    ResponderEliminar
  6. Con lo cerveceros que somos en casa tengo que preparar esta mermelada sí o sí. me guardo la receta Eva y te cuento ;)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario, me hace muchísima ilusión recibirlos!

SUBIR