Mousse de moras

05 septiembre, 2017

¡Qué dura es la vuelta a la rutina! ¿Alguien más lo está sufriendo? Para mí es hoy el primer día de trabajo después de tres maravillosas semanas en las que no he parado y tengo que reconocer que se me ha hecho un poco cuesta arriba... Por otra parte (y esto ya me gusta más :) ) es el día de la primera receta en el blog de esta nueva temporada. Para ello, he preparado una deliciosa mousse de moras, que estoy segura de que os va a encantar si la probáis...

Se trata de un postre muy ligero, ya que es una mousse muy aireada, y, además, relativamente poco calórico ya que, en lugar de utilizar nata, he optado por la leche evaporada que, como sabéis, tiene mucha menos grasa. Sin embargo, he de decir que he utilizado azúcar, pero siempre podéis sustituirlo por edulcorante para reducir todavía más las calorías.

MOUSSE DE MORAS
Ingredientes
    240 gr. de moras
    80 ml. de zumo de limón
    80 gr. de azúcar
    400 ml. de leche evaporada (fría de la nevera)
Elaboración

1. Ponemos en un cazo a fuego medio/bajo las moras con el zumo de limón y el azúcar. Removemos de vez en cuando para que no se pegue y esperamos hasta que las moras comiencen a deshacerse, el azúcar se disuelva y tengamos una especie de puré de color purpura intenso.

2. Trituramos el puré de moras con la batidora y lo colamos para eliminar las pepitas. Dejamos que se enfríe.

3. Cuando el puré haya perdido temperatura, comenzamos a montar la leche evaporada con una batidora de varillas o el accesorio globo de nuestro robot de cocina a velocidad alta, hasta que comience a espumar y a ganar volumen (tardará varios minutos). En ese momento, comenzamos a añadir el puré de moras y seguimos batiendo hasta que se integre completamente y la mousse esté esponjosa. Es imprescindible que la leche evaporada esté fría de la nevera, si no, va a ser casi imposible montarla.

4. Repartimos la mousse en vasitos o boles individuales (os saldrán aproximadamente cuatro raciones). Podemos tomarla inmediatamente, aunque os recomiendo que la dejéis enfriar tres o cuatro horas en la nevera.


No sé si lo podéis apreciar en las fotos pero, como os contaba al principio del post, esta mousse tiene una textura extra ligera, tanto que puede recordar a una espuma. Además, tiene un intenso sabor a moras, así que si os gusta esta fruta, ¡es vuestro postre!

 
 
¡Nos vemos en el próximo post! Y os puedo adelantar que no será tan ligero, jeje...

Un beso, Eva.

2 comentarios:

  1. La leche evaporada fue un buen descubrimiento para mi!! Qué rico tiene que estar :) Como todos tus postres!! Te hemos mencionado en nuestro último post, junto con nuestros blogs de recetas dulces favoritos :P
    Un saludo!!!
    Patricia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Patricia! Yo la uso mucho, también en quiches y cosas así, para rebajar un poco las calorías...
      Muchas gracias! Ya me he pasado por vuestro blog! :)
      Un besote!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario, me hace muchísima ilusión recibirlos!

SUBIR