Galletas otoñales de anacardos

02 noviembre, 2016

Estas galletas otoñales de anacardos son mi pequeño homenaje a esta estación que crea sentimientos tan opuestos según de quién se trate. Al otoño o lo amas o lo odias, pero no te deja indiferente. En mi caso, me encanta la decadencia de las hojas caídas, me fascinan los tonos dorados, ocres y rojizos que lo envuelven todo y disfruto como nadie con los frutos de esa temporada, como calabazas y castañas...

Las tardes de otoño son ideales para paseos románticos abrigaditos bajo los árboles, para leer un buen libro al lado de una chimenea con una taza de té, chocolate o café y, por supuesto, para encender el horno y dejar que el tentador aroma de estas galletas inunde nuestra cocina...


GALLETAS OTOÑALES DE ANACARDOS
Ingredientes
(Para unas 22 galletas de 12 cm.)
    250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
    100 gr. de azúcar
    2 cucharadas de miel
    1 huevo L
    450 gr. de harina
    150 gr. de anacardos fritos
    2 cucharadas de leche
    1/2 cucharadita de canela
    1/2 cucharadita de nuez moscada
    1 cucharadita de pasta de vainilla

Elaboración

1. Tamizamos la harina, la canela y la nuez moscada y reservamos.

2. Picamos los anacardos con la ayuda de una picadora hasta convertirlos en una arenilla.

3. Batimos la mantequilla con el azúcar.

4. Añadimos el huevo, la miel y la pasta de vainilla.

5. Bajamos a mínima velocidad y añadimos la mitad de la harina. Incorporamos la leche, y después agregamos el resto de la harina y los anacardos molidos. 

6. Batimos hasta que la masa comience a apelotonarse alrededor de la pala y a despegarse de las paredes del bol.

7. Volcamos la masa en la encimera ligeramente enharinada, le damos forma de bola y la dejamos reposar tal cual (sin tapar ni nada) durante unos15 minutos.

8. Después la dividimos en dos trozos y estiramos cada uno de ellos entre dos papeles de horno, a un grosor de unos 6 mm.

9. Las dejamos reposar en la nevera preferiblemente toda la noche o, como mínimo, dos horas.

10. Una vez transcurrido ese tiempo, ya podemos cortar las galletas con el cortador que queramos. Una vez cortadas, os recomiendo volver a llevarlas a la nevera 15 o 30 minutos para que mantengan mejor la forma.

11. Después, las horneamos en el horno precalentado a 180º durante unos 15 minutos (para unas galletas de 12 cm.) o hasta que los bordes comiencen a tostarse.

12. Las dejamos enfriar sobre una rejilla y ¡listas para comer!



Os aseguro que el olor (¡y sabor!) es irresistible, así que no dudéis en prepararlas en una de estas nostálgicas tardes de otoño...


¡Espero que os hayan gustado! Nos vemos en el próximo post.

Un beso,

Eva.

6 comentarios:

  1. Supongo que el grosor es de 6mm no de 60, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, vaya galletones si no... Actualizado, gracias!

      Eliminar
  2. Preciosas galletas y seguro que buenísimas. Nunca he utilizado anacardos para ninguna receta, así que te la copiaré. Muchas gracias por compartir.
    Besos

    lagalletarota.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapi!
    Vengo encantada a comentarte en estas "cuqui" galletas. Son taaaan monas y otoñales =)
    Pero seguro que también están de rechupete ;)
    Un abrazo guapa!

    ResponderEliminar
  4. Soy incondicional del otoño, me encanta y casi me he visto en mi sofá con la mantita y un libro degustando entre pagina y pagina una galleta de estas que tienen que estar buenísimas, la canela me lleva de cabeza, así que me las como jeje.
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Tienen una pinta deliciosa y las fotos son (como siempre) una auténtica preciosidad :)
    Muchos besos!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario, me hace muchísima ilusión recibirlos!

SUBIR