Roscón de Reyes Red Velvet (y cupcakes)

14 diciembre, 2015


Desde hace unas semanas, todos los componentes del equipo de Megasilvita, nos hemos puesto en modo Navidad "on" y dispuestos a ofreceros los dulces navideños más apetecibles para que los podáis preparar en casa.  Hoy todos celebramos el "Roscón Day" y os traemos un montón de ideas para preparar un roscón de reyes con un toque diferente. Yo os he preparado un Roscón de Reyes Red Velvet, que también podéis preparar en formato cupcake.

En definitiva, se trata de una masa de roscón tradicional elaborada con buttermilk, en lugar de agua de azahar y ron, y con un toque de cacao para emular la clásica terciopelo rojo americana. Y, por supuesto, como no podía ser de otra manera, va relleno de un delicioso frosting de queso.


ROSCÓN DE REYES RED VELVET (Y CUPCAKES) 

Ingredientes
Para el prefermento:
    200 gr. de harina de fuerza
    130 gr. de leche
    5 gr. de levadura fresca
Para la masa:
    El prefermento anterior
    300 gr. de harina de fuerza
    75 gr. de buttermilk (aprox. 70 gr. de leche + 5 gr. de zumo de limón)
    2 huevos M
    110 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
    1 piza de sal
    15 gr. de levadura frescaa
    100 gr. de azúcar
    25 gr. de miel
    30 gr. de cacao puro en polvo
    1 cucharada (15 ml.) de pasta de vainilla
    Colorante en pasta "red extra"
Para la decoración:
    Huevo batido
    Azúcar blanco humedecido en agua de azahar o agua corriente, almendras laminadas, sésamo tostado, frutas escarchadas o lo que se nos ocurra
Para el relleno:
    300 ml. de nata para montar
    400 gr. de queso crema
    150 gr. de azúcar glacé

Elaboración
Para el prefermento:

1. Deshacemos la levadura fresca en la harina y añadimos la leche, mezclando hasta que se integre todo bien. Podemos hacerlo con las manos.

2. Formamos una bola y la ponemos en un bol cubierto con papel film. La dejamos reposar 1 hora a temperatura ambiente y después la metemos en la nevera hasta el día siguiente. No crecerá mucho, pero si lo abrimos podemos comprobar que se aprecia en su interior cierta textura de miga de pan, como bien explica Iban Yarza en este post de Robin Food que me ha servido como base para esta receta.

Para la masa:

1. Preparamos el buttermilk casero. Para ello, mezclamos la leche con el zumo de limón y lo dejamos actuar 10 minutos.

2. Deshacemos la levadura fresca en la harina. Incorporamos el prefermento troceado, los huevos, la vainilla, el cacao, el buttermilk con el colorante disuelto, la sal y la miel. Mezclamos. Yo he utilizado el accesorio gancho de mi batidora, aunque podemos hacerlo a mano.

3. Añadimos el azúcar y mezclamos hasta que no se noten los granitos.

4. Añadimos la mantequilla cortada en trozos y amasamos hasta que sea asimilada por la masa. Al principio la masa se volverá pegajosa y nos costará un poco, pero según van pasando los minutos se va volviendo lisa y más manejable.

5. De nuevo, metemos nuestra masa en un bol tapado con papel film y la dejamos fermentar 2 o 3 horas a temperatura ambiente.

6. Transcurrido ese tiempo, en el que la masa habrá doblado su tamaño, la amasamos ligeramente para desgasarla y la boleamos. Es decir, sobre la encimera, amasamos suavemente para eliminar las burbujas de aire demasiado grandes y formamos una bola con la misma haciendo presión con los cantos de las manos por la parte inferior. Podemos engrasarnos un poco las manos con aceite para evitar que se nos pegue, pero es preferible no añadir más harina. La dejamos reposar 15 minutos sobre la encimera.

7. Para formar los roscones, formamos bolitas de unos 50 gr. cada una. Engrasamos 4 moldes de 18 cm. y vamos colocando las bolitas alrededor del borde (5 bolitas por molde). Dejamos fermentar otras 2 o 3 horas hasta que aumente de tamaño.

8. Precalentamos el horno a 175º. Pincelamos los roscones con huevo batido y les colocamos la decoración elegida. En mi caso, azúcar humedecido en agua de azahar, almendras laminadas y sésamo tostado. Horneamos durante 18-20 minutos. Si durante el horneado observamos que se empieza a tostar, lo cubrimos con un poco de papel de aluminio. Después, dejamos enfriar sobre una rejilla. 



Para el relleno y decoración:

1. Con nuestra batidora de varillas, montamos la nata con el azúcar glacé.

2. Después añadimos el queso y seguimos batiendo hasta obtener una crema lisa y consistente. 

3. Abrimos el roscón horizontalmente y lo rellenamos con la crema de queso.


NOTAS
    Con estas cantidades podéis elaborar 4 roscones de 18 cm, o podéis combinar roscones y cupcakes. Yo he preparado 3 roscones y 5 cupcakes, siempre a partir de bolitas de unos 50 gr. de masa. Para los cupcakes, colocamos las bolitas en unas cápsulas y los horneamos en la bandeja de cupcakes. También podéis elaborar los roscones de la forma tradicional, es decir, sin molde y formando una bola y haciendo un agujero en el medio con los dedos, a la vez que estiramos para agrandarlo.
    La receta se puede hacer a mano, pero yo en la mayoría de los pasos (excepto en el prefermento y el punto 6 de la masa), por comodidad he utilizado la batidora con accesorio gancho. 
    La masa puede resultar un tanto pegajosa antes del primer y segundo fermento, pero para manejarla es preferible que nos engrasemos las manos con aceite en lugar de añadir más harina. De todas formas, las cantidades de harina que indico aquí podrían variar dependiendo de vuestra harina (no todas absorben la misma cantidad de líquido)
    La masa no es muy dulce porque está pensada para ir rellena de la crema de queso y cubierta con azúcar. Si vais a tomarla sola, os recomiendo que incrementéis un poco la cantidad de azúcar.
    Si preferís hornearlo en la mañana del día de Reyes, por ejemplo, en el momento de formarlo y colocarlo en los moldes, podéis dejarlo fermentar sólo una hora y después dejarlo en la nevera hasta el día siguiente. Lo dejáis a temperatura ambiente una hora antes de hornearlo, precalentáis el horno, horneáis, y... ¡roscón recién hecho para el desayuno! Eso sí, dejadlo enfriar un poco antes de consumirlo...


Aquí os dejo todas las propuestas de mis compañeros, ¡no os las perdáis!



1. Roscón de Reyes Rápido - Contigo en la Playa

3. Roscón de Reyes de Chocolate y Turrón - Cookcakes de Ainhoa

4. Roscón de Reyes sin gluten - Jaleo en la Cocina

5. Roscón de Reyes de speculoos - Un pedacito de cielo

6. Cómo hacer un Roscón de Reyes fácil - Megasilvita

7. Receta de Roscón de Reyes clásico - Megasilvita

8. Roscón de Reyes con nueces y vino - Ma petite pâtisserie

9. Roscón de Reyes Red Velvet - Con aroma de vainilla

10. Roscón de Reyes Ferrero Rocher con masa madre - Manzana&Canela


Y después de este rollo, sólo me queda desearos que los probéis y ¡que paséis unas muy felices fiestas! ¡Nos vemos después de Navidades!

Un beso,

Eva.




14 comentarios:

  1. Un Roscón muy, pero que muy original! A parte de tener una pinta fabulosa, tiene que estar delicioso! bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Patricia! Me apetecía hacer algo diferente... :)

      Eliminar
  2. Muy original tu propuesta Eva. Sin duda el red velvet es uno de mis pasteles favoritos, nunca me lo hubiera imaginado en versión masa levada así que doblemente original.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De los míos también, Verónica, y eso que lo descubrí hace relativamente poco... Me alegro de que te guste mi propuesta!
      Besos!

      Eliminar
  3. Súper original y seguro que buenísimo!!! ;)

    ResponderEliminar
  4. Que maravilla!! Queda original, vistoso y seguro que riquisimo!!! Es una idea que me encanta!! Un beso y felices fiestas Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elisa! Es que el rojo además es tan navideño que me pegaba todo... :)
      Besitos y Feliz Navidad!

      Eliminar
  5. Buenas Eva!
    Nos encanta tu roscón de reyes en versión red velvet!!!! Es deliciosa esta textura! Y la combinación de colores también de lujo! Encantadas hemos quedado con tu propuesta :)
    Besitos! Tamara&Gemma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que os guste mi propuesta, chicas! Me apetecía hacer algo distinto y el red velvet me parecía que encajaba con los colores navideños...
      Besos!

      Eliminar
  6. Es una receta impresionante, como todas las que haces

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  7. Te ha quedado con una pinta riquisima, además de original. Yo el año pasado lo intenté con un rosco sin gluten y aunque quedó precioso de aspecto estaba duro como una piedra. No sé si este año me animaré, pero con todas vuestras recetas me están entrando ganas.
    Un salido :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que este año propuestas no nos faltan, ¿verdad? De todas formas, es cierto que estas masas a veces es complicado que salgan bien a la primera, pero seguro que a la segunda en cuanto les cojas el truquillo ya te sale... También puede ser que haya influido el hecho de que el que hicieras fuera sin gluten, porque igual esas harinas (no las he probado) no se comportan igual...
      En fin, espero que lo vuelvas a intentar con alguna de estas recetas... ¿Has visto que la de Jaleo en la cocina es sin gluten?
      Gracias y un beso!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario, me hace muchísima ilusión recibirlos!

SUBIR