Helado de filipinos blancos y dos chocolates

28 julio, 2015

Una de las chocolatinas/galletas que más nos gustan en casa son los filipinos blancos, así que no me pude resistir a incorporarlos en un helado. Pero no un helado cualquiera, no... un "helado de filipinos blancos y dos chocolates". Suena bien, ¿no? Pues de eso se trata: de un rico helado de chocolate blanco con vetas de sirope de chocolate negro y trocitos de filipinos blancos. Es un helado muy blandito y cremoso y seguro que os encanta...

¿Queréis saber cómo prepararlo en casa? Pues vamos allá...

HELADO DE FILIPINOS BLANCOS Y DOS CHOCOLATES




INGREDIENTES

Para el sirope de chocolate negro (adaptado de Gastronomía y cía):

- 95 gr. de azúcar blanco
- 25 gr. de cacao puro en polvo
- 100 gr. de agua
- 1 cucharadita de pasta de vainilla

Para el helado de chocolate blanco:

- 120 ml. de leche
- 360 ml. de nata
- 100 gr. de azúcar blanco
- 25 gr. de azúcar invertido
- 1 huevo L
- 225 gr. de chocolate blanco
-1'5 cucharaditas de pasta de vainilla
- 75 gr. de filipinos blancos troceados

ELABORACIÓN

Para el sirope de chocolate negro:

1. Ponemos en un cazo a fuego medio el azúcar, el cacao y el agua, mientras vamos removiendo con unas varillas para que no se formen grumos. Añadimos la pasta de vainilla.

2. Cuando empiece a hervir, bajamos un poco el fuego y lo dejamos unos 6-8 minutos hasta que haya espesado a la consistencia deseada (tened en cuenta que espesará un poco más al enfriarse). Reservamos.

Para el helado de chocolate blanco (con heladera):

1. Derretimos el chocolate blanco en el microondas y reservamos.

2. Calentamos en un cazo la nata, la leche y el azúcar blanco, removiendo de vez en cuando hasta que este último se haya disuelto.

3. Batimos ligeramente el huevo y lo incorporamos al cazo. Mantenemos a fuego medio, sin que hierva. Removemos muy bien con unas varillas, sin dejar de hacerlo (para que el huevo no cuaje) hasta que la mezcla pueda napar el dorso de una cuchara. Retiramos del fuego y preparamos un bol con agua e hielo que reservamos para utilizar posteriormente.

4. Incorporamos la vainilla, el azúcar invertido y el chocolate derretido y mezclamos bien, hasta que no haya grumos. Inmediatamente, introducimos nuestro recipiente de trabajo en el bol con agua helada y removemos para que se vaya enfriando.


5. Después, tapamos el recipiente con dos capas de papel film, la primera de ellas en contacto directo con la mezcla, e introducimos en la nevera preferiblemente toda una noche.

6. Cuando haya pasado ese tiempo, cogemos nuestra heladera (que deberá haber estado las horas que indiquen las instrucciones en el congelador) y mantecamos la mezcla según el fabricante (normalmente alrededor de 20/30 minutos). Unos 10 o 15 minutos antes de que pase el tiempo de mantecado, introducimos los filipinos troceados.

7. Cuando esté listo, cogemos nuestro helado y volcamos en un recipiente hermético un tercio del mismo. Añadimos hilos de sirope de chocolate al gusto con ayuda, por ejemplo, de un biberón de cocina y los removemos ligeramente con ayuda de la punta de un cuchillo. Agregamos el segundo tercio del helado y una nueva capa de hilos de sirope que mezclaremos ligeramente de nuevo. Hacemos lo mismo con el helado restante y más sirope. 

8. Llevamos nuestro helado al congelador durante un mínimo de dos horas para que coja consistencia, y... ¡ya lo tenemos! A la hora se servirlo podemos ponerle unos hilitos más de sirope de chocolate y acompañarlo de unos filipinos.

Para el helado de chocolate blanco (sin heladera):

Si no tenemos heladera, seguimos los puntos 1, 2, 3 y 4 descritos en el apartado anterior. Después del punto 4, añadimos una capa de helado en el recipiente hermético en el que lo vayamos a conservar y añadimos los trozos de filipinos y unos hilos de sirope de chocolate que mezclaremos ligeramente con la punta de un cuchillo. Incorporamos otra capa de helado, trozos de filiponos y nuevos hilos de sirope y repetimos el procedimiento anterior, obteniendo un helado con vetas. A continuación, introducimos nuestra mezcla de helado directamente en el congelador y, durante las primeras 3/4 horas de congelación, sacaremos el helado cada media hora y lo batiremos con unas varillas o un tenedor para evitar la formación de cristales de hielo.

Y por último, quería enseñaros lo que ocurre cuando estás fotografiando helados a 40º y se te ocurre coger una llamada de teléfono interesantísima... Pues que vuelves y te encuentras esto...



Un pequeño desastre, jeje... Pero vamos, no creáis que se fue a la basura... ;)

Un beso,

Eva.




19 comentarios:

  1. Como te decía en facebook... muero de amor... qué cosa más rica!!!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Aisha! A mí es que me vuelven loca esas galletas...

      Eliminar
  2. Este helado tiene que ser de las cosas más irresistibles de esta vida ¡Gracias por estas recetas tan increíbles con las que nos sorprendes siempre y por las fotografías tan impecables que las acompañan!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias a ti, Cuca, por estar ahí!
      Un beso y feliz verano!

      Eliminar
  3. Vaya pinta!!!! Quierooooo!!!!

    ResponderEliminar
  4. Este helado es mortal! me ha encantado la receta. Además las fotos son estupendas. Yo ando peleándome también para encontrar dónde poner los cucuruchos para las fotos y que no se caigan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Goyo!! Si te digo la verdad, no me quedé muy contenta con esta "sesión" de fotos, pero con el calor no tenía mucho margen de maniobra... El año que viene voy a hacer los helados en invierno para poder fotografiarlos en condiciones!

      Eliminar
  5. Madre mía que buena pinta. Soy fan de los filipinos desde que era pequeña, sobretodo de los blancos. Me apunto la receta.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también, Marta, qué ricos están!
      Muchas gracias y un beso!

      Eliminar
  6. No recordaba la existencia de los filipinos y me acaba de entrar un antojo, casi de esto de salir al supermercado más próximo a por un paquete, jajaja. El helado tiene pintaza, con esos ingredientes tiene que salir un manjar!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que es muy tentador, verdad? Esas galletas son un vicio!
      Muchas gracias y un beso!

      Eliminar
  7. Wow! It looks delicious!

    www.allnnothing.com

    ResponderEliminar
  8. Demasié! Estamos en plena operación bikini pero... un día es un día!

    Una presentación estupenda!

    ResponderEliminar
  9. Uauuu!!! qué fantástica combinación! una delicia sin dudas.

    Flavia

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario, me hace muchísima ilusión recibirlos!

SUBIR