Tarta red velvet helada (con helado de queso)

21 julio, 2014

¿Qué creéis que sucede cuando la gente sabe que tienes un blog de repostería y se organiza una comida en casa de una amiga? Pues está claro, ¿no? ¡que te toca llevar el postre! Y yo, la verdad es que encantada, porque me encanta preparar cositas dulces y es un alivio encontrar "víctimas" a las que colocárselas (aunque no les vi cara de mucho sufrimiento, la verdad, jeje...). Ya que estamos en verano y estoy en plena operación de amortización de mi nueva heladera Kitchenaid, quería que el postre llevara helado. Como además sabía que una de mis amigas es fan de la red velvet, decidí integrar ambas cosas, resultando el tema en esta tarta red velvet helada (rellena de helado de queso).

Para elaborarla, he partido de la receta de helado de chocolate cheesecake del último post, eliminando el chocolate y la galleta, y he utilizado la receta de bizcocho de My european cakes, el blog del maestro Luis Olmedo. No sé si conocéis su blog, pero si no lo hacéis, deberíais visitarlo ahora mismo, ya que cada post no es sólo una receta, sino también una lección magistral de pastelería en la que todo está perfectamente explicado, no sólo el procedimiento paso a paso, sino también la justificación de por qué se hacen las cosas de una determinada manera. 

La receta que os traigo hoy no es en absoluto difícil, la única precaución que hay que tomar es la de respetar los tiempos de reposo que requieren las preparaciones, lo que implica comenzar uno o dos días antes de la fecha en que queramos servir la tarta. En mi caso, dos días antes del "evento" preparé la mezcla de helado y el bizcocho y los dejé reposar en la nevera toda la noche. Un día antes, corté el bizcocho en capas, mantequé el helado y monté la tarta, dejándola toda la noche en el congelador. Esto último en realidad no sería necesario si tuviésemos prisa, ya que con 4 o 5 horas de congelador ya se podría servir.

¡Vamos con la receta! 

TARTA RED VELVET CON HELADO DE QUESO


INGREDIENTES (Para un molde desmoldable de 24 cms.)

Para el bizcocho:

115 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
300 gr. de azúcar
250 gr. de harina
2 huevos L
250 ml. de buttermilk 
Aprox. 1/2 cucharadita de colorante alimentario rojo (preferiblemente del tipo "Extra-red")
1 cucharadita (*) de pasta o extracto natural de vainilla
15 gr. de cacao natural en polvo
Una pizca de sal
1 cucharadita (*) de bicarbonato
2 cucharaditas (*) de vinagre blanco de vino

Para el helado:

240 ml. de leche
360 ml de nata
220 gr. de azúcar blanco
55 gr. de azúcar invertido (***)
350 gr. queso Philadelphia
2 huevos L
1 cucharada (**) de zumo de limón
1 cucharada (**) de pasta de vainilla (o extracto incoloro si no queréis puntitos en el helado) 
Migas del bizcocho red velvet (opcional)

(*) 1 cucharadita = 1 teaspoon = 5 ml.
(**) 1 cucharada = 1 tablespoon = 15 ml.
(***) Ver explicación sobre el azúcar invertido en este post.

Para la crema de queso (opcional):

 400 gr. de queso Philadelphia
 200 gr. de icing sugar o azúcar glacé
 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente


ELABORACIÓN

Para el bizcocho:

1. Precalentamos nuestro horno a 165º

2. Preparamos nuestro buttermilk casero (si lo hemos comprado ya hecho, nos saltamos este paso). Para ello ponemos en un recipiente 240 ml. de leche entera y una cucharada (15 ml.)  de zumo de limón y lo dejamos reposar 10-15 minutos. En ese momento debería tener la apariencia de leche cortada y estaría listo para incorporarlo a nuestro bizcocho.

3. Forramos nuestro molde con papel de horno, ya que el bizcocho es muy húmedo y corremos el riesgo de que se nos pegue.

4. Tamizamos la harina con el cacao y reservamos.

5. Ponemos en un bol la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar, la vainilla y la sal y batimos con unas varillas hasta que la mezcla haya blanqueado y aumentado de volumen. Añadimos los huevos y batimos hasta que estén bien integrados y la mezcla esté esponjosa.

6.  Agregamos el buttermilk, la harina, el cacao y el colorante y batimos a velocidad baja justo hasta que se hayan integrado bien los ingredientes (no conviene batir mucho tiempo en esta fase).

7. Añadimos la cucharadita de bicarbonato y las dos de vinagre y veremos que empieza a burbujear. Rápidamente mezclamos bien con las varillas y volcamos la masa en nuestro molde.

8. Horneamos a 165º, en la rejilla central con calor arriba y abajo, durante aproximadamente 55 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo, este salga limpio. 

9. Dejamos enfriar unos 10-15 minutos sobre una rejilla, desmoldamos y dejamos sobre la rejilla de nuevo hasta que se enfríe totalmente. Después, lo envolvemos en papel film y lo dejamos reposar en la nevera preferiblemente toda la noche.


Para el helado:

1. Calentamos en un cazo la nata, la leche y el azúcar blanco, removiendo de vez en cuando hasta que éste se haya disuelto.

2. Batimos ligeramente los huevos y los incorporamos al cazo. Mantenemos a fuego medio, sin que hierva. Removemos muy bien con unas varillas, sin dejar de hacerlo (para que el huevo no cuaje) hasta que la mezcla haya espesado un poco. Nos daremos cuenta de que la mezcla está lista cuando cubra el dorso de una cuchara, manteniendo una capa gordita que no se escurra sobre la misma. Retiramos del fuego y preparamos un bol con agua e hielo que reservamos para utilizar posteriormente.

3. Incorporamos el queso, la vainilla, el limón y el azúcar invertido y batimos con ayuda de una batidora de varillas (preferiblemente) hasta que no veamos grumos. Inmediatamente, introducimos nuestro recipiente de trabajo en el bol con agua helada y removemos. De esta manera conseguimos un proceso de pasteurización casero, muy recomendable ya que este helado lleva huevos. Dejamos que se enfríe.

4. Después, tapamos el recipiente con dos capas de papel film, la primera de ellas en contacto directo con la mezcla, e introducimos en la nevera preferiblemente toda una noche.

5. Cuando haya pasado ese tiempo, cogemos nuestra heladera (que deberá haber estado las horas que indiquen las instrucciones en el congelador) y mantecamos la mezcla según el fabricante (normalmente alrededor de 20 minutos). Unos minutos antes de que pase el tiempo de mantecado, introducimos las miguitas del bizcocho. Esto último es opcional, pero ayuda a disimular los puntitos de la pasta de vainilla y queda hasta mono, ¿no? 

Si no tenemos heladera, seguimos los puntos 1, 2, 3 y 4 anteriores. Después del punto 4, añadimos nuestro helado en el recipiente hermético en el que lo vayamos a conservar y lo introducimos en el congelador. Durante las primeras 3/4 horas de congelación, sacaremos el helado cada media hora y lo batiremos con unas varillas o un tenedor para evitar la formación de cristales de hielo.

Para la crema de queso (opcional):

1. Tamizamos el icing sugar o azúcar glacé.

2. Batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glacé hasta que blanquee y aumente su volumen.

3. Incorporamos el queso bien frío y batimos hasta que se integre.

Montaje de la tarta:

1. Nivelamos nuestro bizcocho; para ello en primer lugar cortaremos la parte abombada del mismo con ayuda de una lira o un cuchillo (de este bizcocho sobrante es de donde podemos obtener las miguitas para añadir al helado si queremos). Después cortamos dos capas de bizcocho del grosor deseado (aprox. 2 cms.).

2. Forramos los laterales del mismo molde en el que horneamos el bizcocho con papel de horno y ponemos la primera capa de bizcocho. Sobre esta, volcamos nuestro helado, alisamos con una espátula y colocamos la segunda capa de bizcocho (que preferiblemente será la capa inferior del bizcocho original). Llevamos al congelador como mínimo 4 o 5 horas.

3. Si queremos decorar un poco la tarta, no añadimos la tapa superior en el paso anterior, si no que la reservamos para decorar, y mientras tanto metemos el molde en el congelador con el bizcocho base y el helado. Aplicamos el frosting de queso sobre la tapa superior con la decoración escogida. Yo en este caso opté por unas rosas con la boquilla de estrella abierta 1M, que es una técnica muy facilita y resultona. Colocamos la capa decorada con cuidado sobre el helado de nuestro molde y volvemos a llevar al congelador como mínimo 4 o 5 horas. En cualquier caso, este paso es opcional y si queréis una tarta más ligera podéis decorar la parte superior con unos frutos rojos o unos montoncitos de nata montada aislados, o simplemente dejarla lisa...

Para que cortar esta tarta sea más fácil, lo ideal es sacarla del congelador 15 o 20 minutos antes de servir. 

Espero que os animéis a hacerla porque está realmente rica, la combinación del bizcocho red velvet con el helado de queso es absolutamente espectacular... Os dejo aquí el último trozo... ;-)


¡Gracias por estar ahí! Un besazo,

Eva.


P.D. Gracias Silvia, Miguel, Vicky, Iván, Bego, Jorge, Quique y Olalla por la comida. ¡Repetimos después de verano! :)


44 comentarios:

  1. Es una tarta deliciosa, me apunto lo del helado, me apetece hacerlo, a ver el finde si tengo tiempo. Te ha quedado genial, o soy más de guisos pero tu haces cosas geniales. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carmen!! Si al final la haces, cuéntame qué te parece...
      Un beso!

      Eliminar
  2. Qué bonita!!! Además tiene que estar deliciosa, soy muy fan del red velvet, el color es tan bonito.
    Las fotos son preciosas ♥
    Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy fan de la red velvet, es que el bizcocho es tan especial... Pues si te gusta, tienes que probarla con el helado, mmmmhhhhh... Muchas gracias!
      Bicos!

      Eliminar
  3. Me ha encantado nada más verla!!! No he probado el red velvet, pero esta tarta tuya sería la mejor de las excusas.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aisha!! Pues me alegraría mucho que la primera red velvet que probaras fuera esta... ;)
      Muchísimas gracias y un besazo!

      Eliminar
  4. Estaba buenísima. El bizcocho ligero y el helado cremoso .....

    Yo hago otra vez de conejillo de indias cuando quieras!
    B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, claro que sí, Bego, lo tendré en cuenta... ;-) Gracias!
      Besos.

      Eliminar
  5. Esta tarta es todo un espectáculo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que te guste!
      Un beso!

      Eliminar
  6. Yo quiero ser conejillo de indiaaaaaaaaasssss!!!! 😩😩😩😩😩😋😋😋😋😋🍰🍰🍰🍰
    Torvis...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja.... Pero tú estás seguro? Mira que no siempre me salen bien las cosas, eh??
      Un beso!

      Eliminar
  7. ¡Wao! Está preciosa. Y las fotos ni te cuento. Te explicas genial, gracias por compartir. Yo no soy muy de red velvet, pero me has inspirado "cantidubi-dubi-dubi-da" para hacer algo parecido :D Y estoy contigo, Luis es el amo :D
    ¡Saludos, maja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anamari! Pues no estoy muy contenta yo con esta "sesión", pero ya sabes que hay días que la inspiración no llega... :( Y encima al trabajar con helado, tampoco tenía mucho margen, pero de todas formas, muchas gracias por tu comentario! A ver con qué nos sorprendes... ;-)
      Besos!

      Eliminar
  8. Preciosa Eva, dice còmeme...jeje. Me la apunto es una superbuena idea. Y las fotos preciosas. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Cristina! A ver si te animas y la pruebas...
      Un besito!

      Eliminar
  9. Tiene que estar deliciosa!!! está diciéndome comeme...vamos que me estan entrando ganas de meter el dedo en la pantalla a ver si pillo algo!! Jajaa... La verdad que la idea me ha encantado Eva... A ver si tengo un huequito y hago una así que me ha gustado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Elisa... La verdad es que está muy rica, aunque yo no debería decirlo, jejeje...
      Muchas gracias y un beso!

      Eliminar
  10. Espectacular Eva! Cómo me gustaría poder prepararla...y degustarla :) !!
    Enhorabuena por el resultado, las fotos se ven muy bonitas, con un estilismo muy acorde con una reina de las tartas como lo es ésta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Dolors! Me alegro de que te guste... La verdad es que preferí un estilismo sencillo para no robarle protagonismo a la tarta...
      Un besito!

      Eliminar
  11. Nos encanto desde Instagram... y nos ha encantado la receta, super original y una deliciosa combinación!! Nos la apuntamos
    Preciosas las fotos, como siempre.!!
    Besos Muack!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, chicos! Tenéis que probarla! Seguro que os gusta...
      Un besazo!

      Eliminar
  12. Bruuuuutal, me encanta! Tengo unas ganas locas de hacer tarta helada. Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mery! Anímate a hacerla, que está muy rica, ya verás...
      Muchas gracias y un beso!

      Eliminar
  13. Te ha quedado preciosa y además exquisita!! la vi en insta y me gusto mucho!! Un abrazo guapa;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Eva!! A ver si la pruebas...
      Un besito!

      Eliminar
  14. Qué propuesta tan rica y veraniega!!! Me encanta Eva!!!! siempre sorprendiendo... un besote!
    marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chicas!! Es que yo ya no me despego de mi heladera hasta octubre, jeje...
      Muchas gracias y un beso!

      Eliminar
  15. Hola! ummm impresionante esta tarta, nos ha encantado! besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, chicas, me alegro de que os guste...
      Besos!

      Eliminar
  16. Ummm, es una de mis preferidas, me parece exaquisita y fina, no demasiado dulce gracias al queso. Las fotos, como siempre, preciosas Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Verónica! Me alegro de que te gusten la tarta y las fotos... Pues si te cuento que casi no las publico... La verdad es que no me convencían del todo, pero bueno al final no estaban tan mal...
      Gracias y un beso!

      Eliminar
  17. Qué pasada de receta... ya sólo con verla me vuelve loca... Además de unas fotos preciosas!

    Gracias por esta maravillosa tarta :)

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marta! El helado de queso es genial y creo que la combinación con la red velvet queda muy bien, mmmhhh...
      Un besito!

      Eliminar
  18. Pensábamos que ya habíamos pasaso por aquí para decirte....que menuda tarta más rica e increíble te has montado!! Nos ha encantado! jejeje
    Un besito!
    Tamara&Gemma

    El Secreto Endulzado

    ResponderEliminar
  19. Hola Eva, yo también tengo una amiga a la que le encanta la tarta red velvet. Yo sólo hice los cupcakes. Nunca había probado nada igual y no soy "fan" del queso precisamente, pero me encantó. Qué decirte de lo mucho que me gustan tus fotos???!!! No te falta ni un detalle!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero qué maja eres, Inma!!!! Pues te voy a contar un secreto... ;) Este post estuvo a punto de no salir a la luz, jeje, no me gustaban nada las fotos y estuve a punto de no publicarlo! Ahora cuando las vuelvo a ver, ya no las veo tan mal y de hecho esta receta ha tenido bastante éxito...
      Muchas gracias y un besito!

      Eliminar
  20. Hola Eva, acabo de llegar tu delicioso blog y no puedo parar de descubrirlo. Con tu permiso, por aquí me quedo para acompañarte!!
    besos
    Mica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mica! Muchas gracias! Encantada de tenerte por aquí... Si tienes cualquier duda, me dices, ok?
      Un besín!

      Eliminar
  21. Me he colao aquí... la he visto... y la he hecho!! Peeeero.... me han quedado cristalitos en el helado, y eso que me he tirado medio dia paseando hasta el conge para removerlo. Pero ni con esas! Aun así... está deliciosaaaa!!! Supongo que la heladera es el siguiente pedido a Papá Noel o a los Reyes Magos... jajajaj
    Muchas gracias por dar estas ideas y compartir tu experiencia!!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana! Me alegro de que te gustase, aunque ya siento que te hayan quedado cristalitos... :( Siempre os pongo cómo hacer el helado sin heladera por si no tenéis, pero la textura es mucho mejor con heladera claro... Yo que tú le haría ese pedido al señor gordito y sonriente de rojo o a nuestros queridos Reyes Magos! Ya sabes que por unos 30 euros se puede conseguir una... Gracias por tu comentario y un beso!

      Eliminar
  22. La Red Velvet me encanta, y el helado me apasiona, así que seguro que la probaré. Muchas gracias Eva!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario, me hace muchísima ilusión recibirlos!

SUBIR